El ónix negro es una de las piedras más populares a nivel global. Pertenece al cuarzo y, para muchos, es considerada una piedra de protección, capaz de absorber de manera efectiva la energía negativa en positiva. De forma general, se cree que puede llegar a ayudar, en gran medida, a prevenir la falta de energía y en el desarrollo, tanto de la fuerza como de la resistencia a nivel mental y físico.