El escarabeo es un amuleto de vida y poder, y representaba al Sol naciente, y es símbolo de la resurrección en la mitología egipcia. En vida proporcionaba protección contra el mal, visible o invisible, dando diariamente fuerza y poder.

Tallado en Crisocola. La crisocola calma, limpia y energetiza todos los chacras, alineándolos con lo divino. Encima del chacra del plexo solar hace que expulse las emociones negativas; en el chacra de la garganta mejora la comunicación y, en el chacra corazón cura la pena e infunda la capacidad de amar.